Cada vez es más frecuente en los principales medios de comunicación la aparición de titulares relacionados con las causas y efectos derivados de los cambios en los patrones climáticos, así como de los esfuerzos y movimientos que exigen un mayor compromiso de actuación a los gobiernos y administraciones públicas capaces de aportar las herramientas necesarias para contener y hacer frente al cambio climático. Se puede afirmar, por tanto, que el debate sobre la urgencia de actuar frente al cambio climático ha trascendido desde el sector de expertos en materia medio ambiental y climática hasta el conjunto de la sociedad.

En una semana en la que la Unión Europea ha ratificado su apoyo al paquete de normas sobre “Movilidad Limpia”, mediante la aprobación por parte del Parlamento Europeo de nuevos estándares para reducir las emisiones en el sector del transporte y movilidad europea para 2030, una nueva Administración Pública se suma al compromiso de avanzar hacia la neutralidad en carbono, incluyendo en sus políticas no sólo la reducción de emisiones, sino también medidas para potenciar la absorción de CO2 mediante sus sumideros de carbono.

Se trata del Ayuntamiento de Murcia, que a su participación en el Registro Nacional de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción del Ministerio de Transición Ecológica , y a su trabajo enfocado a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 44% para el año 2030 en relación al año 2007, se suma al proyecto LIFE FOREST CO2 para lograr una compensación parcial de sus emisiones mediante la gestión de sus bosques.

Así, en el marco del presente acuerdo, formalizado entre el alcalde de la ciudad de Murcia, José Ballesta y Esteban Jordán, responsable de Ingeniería del Entorno Natural (IDEN – beneficiario del proyecto LIFE FOREST CO2), el Ayuntamiento de Murcia establece un firme compromiso de mejorar sus sumideros de carbono forestales arbolados, que suponen para la ciudad de Murcia 16.716,67 hectáreas (el 19 % de su territorio). En concreto, el acuerdo está enfocado a la futura implementación de actuaciones de selvicultura del carbono en el paraje el Majal Blanco, un monte público cuyo titular es el Ayuntamiento de Murcia, que alberga en sus casi 900 hectáreas un importante sumidero de carbono distribuido entre la biomasa viva, tanto aérea (ramas, hojas, tronco, etc.) como en las raíces, la hojarasca y materia muerta sobre el suelo, y el perfil orgánico e inorgánico del suelo.

Panorámica de una de las áreas del Majal Blanco, perteneciente a la ciudad de Murcia

Este monte, según pudieron conocer tanto el Concejal Delegado de Promoción Económica, Cultura y Programas Europeos del Ayuntamiento de Murcia, Jesús Francisco Pacheco Méndez, como los técnicos del Departamento de Programas y Relaciones con la Unión Europea de la mano del personal técnico de IDEN, alberga áreas en las que las masas arboladas presentan una alta vulnerabilidad frente al cambio climático, y cuya intervención no sólo conllevaría un incremento a largo plazo del sumidero de carbono, sino que potenciaría la adaptación y resiliencia de sus pinares de Pinus halepensis frente a un probable escenario de sequía, en un esfuerzo por garantizar la permanencia del carbono acumulado a largo plazo.

De izquierda a derecha: Manuel Valls Sevilla. Ingeniero Industrial en Servicio de Programas Europeos, Jesús Pacheco, Concejal de Promoción Económica, Cultura y Programas Europeos, Mercedes Hernández, Jefa de Servicio de Programas de Europeos, Rubén Martínez técnico en Ingeniería del Entorno Natural y Mayka Verde, Técnico Investigador, Servicio de Programas Europeos

Sin duda, la apuesta del Ayuntamiento de Murcia es un firme avance hacia la consecución de los objetivos de la Unión Europea en cuanto al cumplimiento del Acuerdo de París, que, además, integra de forma positiva las absorciones en el sector del Uso de la Tierra, Cambios en el Uso de la Tierra y la Selvicultura (LULUCF), ayudando a conservar de forma paralela nuestro patrimonio natural y sus servicios ecosistémicos.

A la izquierda Jesús Pacheco, Concejal  del Ayuntamiento de Murcia, junto al personal de IDEN, tras la finalización de la sesión de trabajo