Dos nuevas Administraciones locales de la Región de Murcia se suman al proyecto LIFE FOREST CO2. Se trata de los Ayuntamientos de Ricote y Ojós, dos municipios ubicados en el Valle de Ricote, que tras los de Murcia, Fortuna y Cieza, elevan a 5 la cifra de corporaciones municipales de la Región comprometidas en el desafío de incentivar la mitigación del cambio climático desde la Administración Pública.

Así, durante un taller informativo mantenido entre el coordinador del proyecto en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Miguel Chamón, con los alcaldes y otros miembros de la corporación de los Ayuntamientos de Ricote y Ojós, se dio a conocer el proyecto LIFE FOREST CO2, así como los objetivos y el trabajo que persigue entre organizaciones de los sectores difusos en favor de la economía baja en carbono y las posibilidades que se ofrecen en el marco del proyecto.

De izquierda a derecha; Nieves Garrido (Teniente Alcalde del Ayto. de Ricote), Maria Isabel Palazón (Concejala de deportes, festejos, bienestar animal, personal y economía) del Ayto. de Ojós, Rafael Guillamón (Alcalde de Ricote), José Emilio Palazón (Alcalde de Ojós) y Miguel Chamón (Coordinador del proyecto-DGMN)

De este modo, estos dos municipios, que ya han realizado actuaciones encaminadas a reducir la huella de carbono en los servicios del Ayuntamiento, como por ejemplo la sustitución de luminarias para el alumbrado público por otras de menor consumo, o mejora de los aislamientos en edificios públicos, buscan reforzar aún más el compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad.

Adicionalmente, es su objetivo principal poner en valor el rico patrimonio forestal que poseen en sus límites municipales, con su correspondiente almacén de carbono que, bajo la adecuada gestión, puede suponer un importante sumidero de carbono donde compensar emisiones de los sectores difusos. Sin duda, una gran apuesta por la sostenibilidad desde la administración local, que cada vez es más consciente de la importancia de fomentar la conservación de los bosques a través de la inversión en gestión, y de los beneficios y la repercusión positiva que un medio natural bien gestionado tiene para sus ciudadanos.

Puente de madera en el paraje del Salto de la Novia, Ojós

Vista de Ricote con la Sierra de Ricote al fondo