La puesta en valor de proyectos de gestión forestal sostenible como medida de mitigación del cambio climático es uno de los objetivos principales del proyecto LIFE FOREST CO2. Este tipo de proyectos forman parte del diverso conjunto de iniciativas aceptadas por los organismos internacionales que permiten potenciar los sumideros de carbono, y a través de los cuales, los sectores no sujetos al régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE/EU ETS) pueden compensar sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en los mercados voluntarios de carbono.

Estos sectores, conocidos como sectores no regulados o difusos, engloban actividades económicas como el transporte, la agricultura, la construcción o el comercio, y según los últimos datos disponibles, en España representan el 58% del total de emisiones de GEI. Dada su contribución a la principal causa relacionada con el cambio climático, y la oportunidad que representan para adoptar medidas de mitigación, se hace imprescindible fomentar su implicación en la lucha contra el cambio climático, y simultáneamente, a través de la responsabilidad social corporativa, la inversión en la conservación del medio natural y los sumideros de carbono almacenados en los bosques.

Pero, ¿están las organizaciones y empresas de estos sectores interesadas en la participación en los mercados voluntarios de carbono? ¿Conocen en qué consiste el mecanismo de compensación de la huella de carbono? ¿Qué motivaciones les conducen a implantar medidas de sostenibilidad? ¿Qué limitaciones encuentran?

Responder a estas cuestiones y establecer un contexto preliminar para caracterizar a los sectores difusos ha sido uno de los primeros trabajos a abordar con el proyecto LIFE FOREST CO2, concretamente a través de la Acción A2, Análisis de sectores económicos y entidades públicas o privadas objetivo en la implantación de compensaciones voluntarias. Para ello, se desarrolló conjuntamente por la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta de Galicia, el Centre National de la Propiété Forestière (CNPF), la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia (OISMA), e Ingeniería del Entorno Natural (IDEN), un trabajo de aproximación a empresas y organizaciones de los sectores difusos en territorio español y francés.

Los resultados, obtenidos a través de la realización de encuestas a más de 100 organizaciones y empresas públicas y privadas de España y Francia y su posterior análisis de datos, se han plasmado en el estudio “Análisis de implantación de sistemas de compensación” que aporta una visión más amplia sobre los intereses de las organizaciones españolas y francesas en materia de mitigación del cambio climático. Entre los principales resultados obtenidos destaca el desconocimiento de una parte importante de las organizaciones de los sectores difusos sobre los sumideros de carbono o la compensación de la huella de carbono, la motivación de mejorar el medio ambiente como principal aliciente para implantar medidas de mitigación en su organización, o los retos que se presentan durante el desarrollo del proyecto, como la necesidad de incidir en la sensibilización sobre la importancia de la gestión forestal como sumidero de carbono capaz de crear beneficios ecosistémicos para la sociedad y la mitigación del cambio climático. Para conocer más sobre los resultados integrados en este estudio, tan solo tienes que hacer clic en la siguiente imagen, a través de la que podréis acceder al informe completo: