El pasado 9 de mayo, personal de Ingeniería del Entorno Natural, en el marco del proyecto LIFE FOREST CO2, participó en el I Foro de Bioeconomía Forestal del Suroeste Europeo, un evento promovido por la Junta de Castilla y León y Fundación Cesefor, programado los días 8, 9 y 10 de mayo en Valladolid, con la misión de exponer casos de éxito en el sector maderero industrial de Castilla y León, a modo de punto de encuentro para profesionales interesados en el potencial económico ligado a la gestión forestal. En dicha sesión, se visitaron varias plantas de aprovechamiento en el entorno de Valladolid, las cuales están integradas en los proyectos europeos Horizonte 2020 ROSEWOOD e INCREDIBLE.

La primera parada de la visita tuvo lugar en el PRAE – CENTRO DE RECURSOS AMBIENTALES, en Valladolid. Allí se pudo comprobar de la mano del personal de la Junta de Castilla y León, el funcionamiento del centro logístico, desde la llegada de la materia prima forestal al área de acopios, y la primera fase de transformación consistente en astillado, hasta su procesado final para convertirse en productos para aprovechamiento energético. Esta primera parte se cerró con la visita al interior de la planta, donde se pudo observar el diseño de la instalación para la trituración de la astilla y su posterior secado a través de horno, para la fabricación del pellet, con destino a instalaciones de calor e industrial.

La segunda parada del día fueron las instalaciones de Pallet TAMA/Naturpellet, en el municipio de Cuellar, Segovia, donde de la mano de la responsable, se pudo conocer el centro logístico de forma integral, las instalaciones de Naturpellet, destinadas al procesado de los productos de gestión forestal para la generación de productos para biomasa. Posteriormente, se visitó la zona de procesado industrial, para la generación del pellet, así como la planta de TAMA, donde se fabrican los embalajes o pallets. En este caso, la responsable remarca la importancia de diversificar la producción a nivel económico, y aprovechar todo el potencial de los productos forestales.

La última parada de la visita fue el centro logístico de Biomasa Ramón Marinero, en Dehesa Mayor, Segovia, un centro de reciente construcción, cuya producción se encuentra altamente diversificada. En esta planta, se generan diversos productos derivados de la materia prima obtenida a través de la gestión forestal; astillas, corteza, material para sustratos vegetales y pellet. Este último, considerado como de alta calidad, se genera a través del procedimiento similar al explicado en las anteriores instalaciones, cuya finalización se produce en un trómel de secado para la reducción de la humedad hasta un 10%. El destino final de estos pellets son equipos automatizados, empleados en edificios públicos y hospitales, para generación de energía a través de District Heating o distribución de calor.

La participación en la actividad ha resultado especialmente fructífera y enriquecedora en el marco del proyecto LIFE FOREST CO2, principalmente por la importancia que supone el aprovechamiento energético de los productos de madera en materia de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero, por la sustitución de combustibles fósiles por energía renovable.

Esto es especialmente importante en masas forestales mediterráneas como las del Sur y Levante de la Península Ibérica, donde la gestión es imprescindible para aportar resiliencia frente a fenómenos adversos y garantizar la permanencia del carbono secuestrado a largo plazo. Por tanto, se hace necesario aprovechar esos productos resultantes de un modo sostenible, el cual potencie el efecto mitigador. Por este motivo, se considera la participación como de alto interés para la replicabilidad, la aportación de mejores técnicas y tecnologías a los responsables en la toma de decisiones para el fomento de la producción de materia para biomasa, y que, por tanto, se puedan replicar las lecciones del proyecto a través de proyectos de Gestión Forestal para la generación de sumideros de carbono.