La Convención de Berna se firmó el 19 de septiembre de 1979 y durante sus 40 años de vida han trabajado activamente en la preservación de la naturaleza en Europa a través de objetivos a largo plazo de sus 51 partes contratantes.

En estos 40 años de recorrido, la Convención de Berna ha liderado un esfuerzo colectivo que ha implicado a gobiernos, ONGs, instituciones sociales y ciudadanos para proteger nuestro patrimonio natural. No obstante, el futuro se presenta cargado de retos para la sostenibilidad del planeta, lo que pone a la Convención de Berna en primera línea para continuar proporcionando una coordinación eficiente y democrática, para preservar la naturaleza para las generaciones futuras.

El Secretariado de la Convención de Berna, durante los días 3 y 4 de octubre de 2019, celebró en la ciudad noruega de la “Reunión del Grupo de Expertos en Áreas Protegidas y Redes Ecológicas y Biodiversidad y Cambio Climático”, a la cual fue invitado el PROYECTO LIFE FOREST CO2 para participar activamente en el punto 6 y 10 de la agenda:

  • Mesa redonda de ejemplos de medidas exitosas de adaptación/mitigación de Cambio Climático en Áreas Protegidas
  • Grupo de trabajo para discutir los retos en mitigación/adaptación al Cambio Climático a través de medidas basadas en la naturaleza en los espacios protegidos”.

La participación del coordinador del proyecto, Miguel Chamón Fernández, tuvo lugar en el marco de una mesa redonda en la que, junto a Mr. Adam Rowlands (RSPB Suffolk Area Manager, Minsmere Nature Reserve, UK) y  Ms. Ana Sanitjas Olea (Técnica del Parque Natural y Reserva de la Biosfera del Montseny), y coordinados y moderados por Ms. Carol Ritchie (Executive Director, EUROPARC Federation), se trataron casos de éxito en medidas de adaptación/mitigación en áreas protegidas.

Tras una ronda de presentaciones, se expuso brevemente el proyecto LIFE FOREST CO2, para dar paso al debate en la mesa redonda, donde se abordó el tema atendiendo a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cómo está afectando el cambio climático a su área protegida?, ¿Cuáles son las evidencias?
  • ¿Se han ejecutado informes o estudios de monitorización?
  • ¿Hasta qué punto se está considerando el cambio climático en las medidas de gestión de su área protegida?
  • ¿Cuáles son los obstáculos para las medidas de mitigación/adaptación en la gestión de los espacios protegidos?
  • ¿Cómo se han superado dichos obstáculos?
  • ¿Se recibe apoyo de autoridades regionales/nacionales para integrar la mitigación/adaptación del cambio climático en su área protegida?
  • ¿Cuáles son las medidas implementadas hasta la fecha para la lucha contra el cambio climático?
  • ¿Cuáles son los resultados de las medidas implementadas hasta la fecha?
  • ¿Cuáles son los planes para los próximos años?
  • ¿Qué recomendaría a otros colegas para incluir e implementar las medidas de adaptación/mitigación en la gestión de espacios protegidos?

Ya en 2009, la Convención de Berna instaba a los países miembros a incentivar el gran potencial sinérgico y la gran cantidad de co-beneficios que se generan entre la conservación de la biodiversidad y la mitigación y adaptación al cambio climático, incluyendo las soluciones ecosistémicas o soluciones basadas en la naturaleza.

Tras la Convención se ha redactado una serie de conclusiones y recomendaciones conforme al trabajo desarrollado, las cuales, toman forma en un informe de recomendaciones que se elevará al Comité de la Convención de Berna para su aprobación en su 39ª reunión que será celebrada este año 2019.

Documento de recomendaciones