El proyecto LIFE FOREST CO2 afronta su recta final, en la cual los socios están inmersos en la fase de lograr la adhesión voluntaria al proyecto de propietarios y gestores forestales, con el fin de extrapolar los positivos resultados obtenidos en cuanto a la influencia de la gestión forestal en el secuestro de carbono forestal a experiencias prácticas. Así, esta semana han tenido lugar dos jornadas enfocadas a informar a propietarios y gestores forestales y del medio forestal las posibilidades que ofrece la gestión en el marco de los proyectos de compensación para lograr absorciones de CO2 y el apoyo que ofrecen los técnicos del proyecto LIFE FOREST CO2 para los interesados en poner en práctica las lecciones aprendidas en cuanto itinerarios, planificación y operaciones forestales para optimizar el potencial de sumidero de carbono de los bosques.

La primera jornada, tuvo lugar el pasado 19 de febrero en Valladolid, donde José Luis Villanueva, representante de Fundación Cesefor en el proyecto, presentó el LIFE FOREST CO2 y las iniciativas de mitigación enmarcadas en el mismo a técnicos del programa MICOCYL. Esta iniciativa, que se desarrolla en diversos puntos de Castilla y León, pretende mejorar la gobernanza del sector micológico para optimizar la gestión y la valorización de los recursos. Por este motivo, resulta especialmente interesante compatibilizar el uso micológico del monte con la potenciación y conservación de los sumideros de carbono, fomentando simultáneamente la resiliencia a los efectos adversos del cambio climático.

Por su parte, el personal de la Universidad de Córdoba se desplazó hasta Aracena, Huelva, el día 20 de febrero. Así Joaquín Duque, responsable técnico del proyecto LIFE FOREST CO2 de la Universidad de Córdoba, explicó a los gestores asistentes el alcance, los objetivos generales y particulares del proyecto LIFE FOREST CO2, así como las actuaciones englobadas dentro del proyecto para la consecución de objetivos. También se habló de la posible aplicación de la selvicultura del CO2 en dehesas, destacando la importancia de estos sistemas forestales como mitigadores y sumideros de gases de efecto invernadero. Finalmente, la jornada se centró en los beneficios y aplicabilidad del proyecto LIFE FOREST CO2 a nivel social y empresarial, explicando conceptos como la huella de carbono o proyecto de compensación, entre otros.

El cierre de la jornada se llevó a cabo mediante un taller privado con los asistentes interesados, principalmente jóvenes técnicos del sector y propietarios interesados en el alcance de los resultados del proyecto y su aplicabilidad en dehesas, intercambiando contactos con el fin de poder retomar el tema de los proyectos de absorción y compensación mediante acuerdos.