El proyecto LIFE FOREST CO2 sobrepasó con el inicio de 2018 su ecuador, encarando así una nueva fase enfocada en el acercamiento a empresas y organizaciones de los sectores difusos, así como a propietarios forestales, y a organismos y profesionales implicados en la investigación del cambio climático y la propuesta de herramientas para combatirlo.

Como es habitual desde el arranque del proyecto en 2016, el pasado 7 de marzo se desarrolló la jornada de seguimiento externo anual, que contó con Elena Gómez-Salazar, responsable del seguimiento del proyecto LIFE FOREST CO2 en NEEMO EEIG-IDOM, y los representantes de los socios del proyecto: la Universidad de Córdoba, CESEFOR, Agresta, la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta de Galicia, e Ingeniería del Entorno Natural.

La reunión, estructurada en tres partes, arrancó en la sede de la OISMA, en la ciudad de Murcia, exponiendo el coordinador del proyecto, Miguel Chamón, el estado actual de las acciones, resultados obtenidos, hitos logrados, entregables generados, problemas encontrados y futuras acciones a abordar. En una segunda parte, tras una pequeña pausa, se procedió a evaluar y revisar el estado administrativo y financiero del proyecto, en el que participaron todos los socios asistentes.

Desarrollo de la primera parte de la reunión en la sede de la OISMA, donde el coordinador del proyecto Miguel Chamón, expuso los progresos del proyecto LIFE FOREST CO2 a los asistentes

Tras la finalización de esta primera parte, en torno a las 14:00 h, se procedió a iniciar la visita de campo a los proyectos de absorción logrados a través del proyecto LIFE FOREST CO2 en la Región de Murcia. El equipo del proyecto partió así hacia Lorca, donde se visitó la zona de la Sierra del Gigante. En esta área, que ha acogido parte de los trabajos de cuantificación del carbono en los almacenes forestales enmarcados en el proyecto, se visitó una superficie en la que están proyectadas actuaciones de gestión forestal sostenible encaminadas a mejorar el sumidero de carbono a largo plazo, así como a potenciar la resiliencia de las masas a los efectos del cambio climático.

Segunda parte de la visita, en la Sierra del Gigante (Lorca), donde están proyectadas actuaciones de Gestión Forestal Sostenible para la mejora del sumidero de carbono forestal

Tras el intercambio de información, se dio por finalizada la visita, hasta el próximo año, en el que se producirá el cierre del proyecto LIFE FOREST CO2.