Hoy 21 de marzo, se celebra, como cada año, el Día Internacional de los Bosques, a propuesta de Naciones Unidas, con el fin de homenajear la importancia de los bosques y despertar la conciencia de la población. Este año, la temática central gira en torno a la educación como un medio indispensable para aprender a amar el bosque, lograr una gestión sostenible de los recursos forestales y su conservación.

Desde el proyecto LIFE FOREST CO2, nos sumamos a la celebración con buenas noticias en cuanto a los resultados esperados del proyecto en línea con la mitigación del cambio climático, ya que los primeros acuerdos de colaboración con empresas y propietarios empiezan a dar sus frutos en cuanto a incremento de los sumideros de carbono y compensación de emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Concretamente, tres son los proyectos que se han desarrollado en los últimos meses para contribuir a secuestrar CO2 de la atmósfera.

El primero de ellos, cuyo promotor es la empresa Gambafresh, colaboradora del proyecto LIFE, se desarrolló en el Monte “La Cuesta” en la localidad de Villasandino (Burgos) y consiste en una reforestación mixta de 5 hectáreas de superficie conformada por una mancha de diferentes especies de pinos, roble y quejigos, en un entorno con una abundante diversidad de especies de fauna amenazada y de interés especial. Se trata de un acuerdo con valor añadido que además se enmarca en un acuerdo de Custodia de Territorio de la Fundación Gutiérrez Manrique con la Fundación Caja de Burgos para velar por la correcta gestión ambiental del Monte.

Los trabajos de reforestación, han consistido en incluir nuevos ejemplares de pino laricio (Pinus nigra salzmanii), quejigo (Quercus faginea), pino piñonero (Pinus pinea) y sabina albar (Juniperus thurifera) que permitirán secuestrar un total de 237,65 toneladas de CO2 en 50 años.

El pasado mes de febrero, la empresa SumiRiko AVS Spain S.A.U, cuya filial cuenta con una sede en Soria, también emprendió acciones de compensación de su huella de carbono mediante una reforestación en el monte de Valonsadero (Soria) con valor social añadido, ya que participaron unos 50-60 ciudadanos sorianos. Esta actividad de sensibilización y educación ambiental, organizada de forma conjunta entre la empresa y Fundación Cesefor, ha contribuido a mejorar 1,5 hectáreas de superficie cedida por el Ayuntamiento de Soria, con melojos (Quercus pirenaica) y encinas (Quercus ilex) que absorberán 49,52 toneladas de CO2 en 50 años.

También, en la Región de Murcia, se ha desarrollado uno de los proyectos integrados en el acuerdo del proyecto LIFE FOREST CO2 con el Ayuntamiento de Fortuna, encaminado a gestionar de forma sostenible 25,38 de las 388 hectáreas del Monte de Utilidad Pública n° 61, la Sierra del Lugar, que alberga un sumidero de carbono de 85 toneladas por hectárea. Así, se han ejecutado trabajos encaminados a reducir el combustible forestal, mediante podas, a reducir la competencia entre pies, eliminando árboles débiles para reforzar la resiliencia de los árboles dominantes frente a la sequía, plagas y efectos climáticos adversos, y aportando los restos de corta al suelo en forma de astilla, para contribuir así a incrementar el sumidero de carbono en la hojarasca y materia muerta sobre el suelo.